SEABOARD: Comunicado sobre la Ley de Biocombustibles

0
22

Desde la empresa Seaboard recibimos las siguientes textuales de Hugo Rossi, Presidente de Seaboard Energías Renovables y Alimentos respecto de la Ley de Biocombustibles.

«El gobernador Gustavo Sáenz estuvo reunido hace unos días con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, pidiéndole que se incluya la prórroga de esta Ley en las sesiones extraordinarias. Ha sido una acción muy importante y valiosa, con la cual el Gobernador ha demostrado que es su prioridad ocuparse del empleo de su gente, de la salud y del ambiente. Porque eso es la Ley de Biocombustibles, es empleo, es salud y es ambiente. 

La Ley de Biocombustibles promueve los cortes tanto en la nafta, como en el gasoil, en la nafta se corta con bioetanol, que puede ser de caña o de maíz, y en el gasoil se corta con biodiesel, que es a partir de la soja. En todos los casos es industrializar y agregar valor social a la ruralidad, promover empleos de calidad, en lugar de quedarnos con una economía primarizada, que exporta granos, azúcar.

Además, y esto es significativo para la economía del país todo, los biocombustibles permiten reemplazar importaciones de gasoil y de nafta, que implican salida de divisas, por producción y empleo local, con el plus de un fuerte beneficio en materia de salud y ambiente.

El impacto positivo del uso de biocombustibles está medido, genera 74% menos de emisión de gases efecto invernadero. Pero no es solo eso, sino también el proceso, el ciclo completo de la producción. En Seaboard Energías Renovables y Alimentos, como está documentado en nuestro último Reporte de Sostenibilidad, calculamos nuestra huella de carbono y como empresa somos absorbedores netos de carbono, a la vez los productos que salen de nuestro Complejo Agroindustrial, tanto biocombustibles, como bioelectricidad, reemplazan productos que emiten gases de efecto invernadero, con lo cual es un balance absolutamente positivo para el ambiente.

Es claro que si se incrementa el corte en las naftas, como viene haciendo el mundo entero hasta niveles que no implican cambios en los vehículos, se incrementan estos beneficios. 

Y en términos de precios al consumidor, en la Argentina los biocombustibles no pagan el impuesto a la transferencia de combustibles, ni el impuesto al carbono (por su efecto contaminante) que sí pagan los combustibles fósiles. Impuestos que en el surtidor se trasladan al consumidor…

Otra ventaja muy interesante tiene que ver con el octanaje. La nafta como sale de la refinación del petróleo tiene un octanaje muy bajo, por eso siempre se le agregaron aditivos, antiguamente plomo, que se desterró hace años por sus efectos terriblemente nocivos para la salud. El plomo se reemplazó por otros productos que también son químicos y son contaminantes, para levantarle el octanaje a la nafta “pura”. En cambio, el octanaje natural del bioetanol es de 116, o sea, que es un adictivo excelente porque le levanta mucho el octanaje, sin contaminar y con un producto natural y renovable. 

La pregunta que cualquier persona con sentido común se haría luego de dicho todo esto es porqué hay tantas trabas para avanzar con la Ley de Biocombustibles. Bueno, porque hay intereses muy poderosos, como las petroleras, que quieren seguir con su negocio. 

Y desde el punto de vista de las economías regionales, cuando terminó la Zafra 2020 y todavía estábamos con precios congelados desde hacía un año y medio, yo advertí que así éramos una empresa inviable. Afortunadamente el Gobierno nacional ahora empezó a hacer una senda de crecimiento, si bien estamos lejos de igualar lo que aumentó la nafta, pero por lo menos estamos empezando a salir. 

Ahora, sin Ley, sin biocombustibles … el 70% de la caña nuestra va a biocombustible, o sea, si no tenemos eso somos inviables. El accionista invirtió fuertemente en estos desarrollos. Recordemos que esta Ley la promulgó Néstor Kirchner, la implementó Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri aumentó el corte del 10 al 12%. Es decir, pareciera que es una política de Estado…

Y no es solamente Salta o el NOA. La Liga Bioenergéticas de Provincias, que son 10 provincias, ha hecho un proyecto de Ley como para después seguir con los biocombustibles para adelante. En el mejor interés de esas provincias y su gente, del país entero y de sus habitantes».-

 

Comentários no Facebook