Se hizo pasar por cura pero fue descubierto porque no supo dar misa

0
56

Un joven se hizo pasar por sacerdote en Campo Quijano para pedir dinero y ayuda a vecinos. Consiguió alojamiento gratis, un ayudante e intentó dar una misa; hasta que fue denunciado, consignó La Llave del Portal.

En cada puerta brindaba un nombre falso con el supuesto oficio eclesiástico: se presentaba como el «Padre Pablo» y decía ser el nuevo cura de la Parroquia Santiago Apóstol; a continuación pedía dinero o ayuda para el servicio de la fe.

Gracias a las formas propias de un sacerdote y al conocimiento de datos sobre parroquias y nombres de otros curas, algunos vecinos confiados cayeron en la treta.

Con engaños consiguió albergue y comida en casa de una feligresa, donde manifestó su interés en conocer la histórica Capilla de Río Blanco. Así fue que el hijo de la dueña de casa hizo de guía y ayudante del «nuevo sacerdote», y salió con él hacia el lugar.

Según consta en la información que detalló la policía, allí el supuesto párroco pidió que abran la capilla eintentó dar una misa. Pero falló en algunos conceptos del sacramento, no tenía idea dijeron los fieles y levantó sospechas.

A todo esto, las alarmas saltaron cuando pasaron las horas y el joven guía no volvía a su hogar; razón por la cual su madre hizo averiguaciones y se dio con la noticia de que no existía ningún nuevo cura ni Padre Pablo, y se acercó a la policía a denunciar el hecho.

El falso profeta fue identificado como José Nicolás Rodríguez, mayor de 35 años con domicilio en B° Santa Ana de Salta Capital. Fue demorado en la Comisaría 108 pero liberado por orden de fiscalía, aunque la causa seguirá curso por la usurpación de título y la investigación de un robo a otra vecina de capital.

Mientras tanto el verdadero sacerdote de Campo Quijano, Padre José Marcos, advirtió a la comunidad que llamen al 911 y no se dejen engañar, ya que no se recibió ninguna notificación del arzobispado sobre cambios en la parroquia.-

FUENTE: INFORMATE SALTA

Comentários no Facebook