Policías bolivianos vejaron a una jujeña que habían detenido

0
10

Fue obligada a desnudarse en presencia de efectivos de civil, que la habrían filmado con los teléfonos celulares. La denuncia fue radicada en el consulado de Bolivia en la provincia de Jujuy y espera que actúen en relación a este caso.

Una mujer de 63 años, con residencia en San Salvador de Jujuy, relató haber sufrido una detención arbitraria y violenta por parte de efectivos pertenecientes a la Policía Nacional de Bolivia, quienes la vejaron y humillaron.

Según denunció, cruzó hacia esa ciudad boliviana por un paso ilegal, a comprar elementos para la Pachamama y otros artículos menores.

Cabe mencionar que a diario cientos de personas van de un lado a otro de la frontera, utilizando los pasos clandestinos, que forman parte de la «nueva» normalidad entre ambas ciudades fronterizas.

Al retornar, después de comprar, fue interceptada por un policía uniformado en la plaza central de Villazón. Este le exigió que se identificara, a lo cual la mujer accedió.

«Sin motivo alguno retuvo mi documento y me llevó hasta la sede de la policía, mientras yo le explicaba que no hice nada. Mientras el manifestaba que era porque crucé por el río y estaba en otro país», sostuvo.

Una vez en la dependencia policial, comenzó una verdadera humillación por parte de la fuerza tricolor hacia la indefensa mujer.

«Fui llevaba a una especie de habitación, con la puerta abierta, mientras otros dos policías de civil tenían el celular prendido. Ordenaron que me desvista, quedé totalmente desnuda, mientras yo lloraba del miedo ellos decían que buscaban plata. Nunca había pasado por una situación así», relató.

Después de vejarla, le ordenaron vestirse. «Por la fuerza me obligaron que suba hasta una oficina, yo tengo una discapacidad para caminar, no les importó. Amenazaron con encerrarme en una celda, que estaría varios años presa, e incluso expulsarían del país, yo solo suplicaba que me dejaran. Cuando vieron mi cartera solo tenía unos pocos pesos argentinos para el viaje de vuelta, y 100 bolivianos. La misma persona que me llevó hasta la comisaría tomó esa plata y recién devolvió mi documento».

Para culminar expresó: «volví como pude, lloré todo el tiempo, quedé afectada psicológicamente, realmente son de terror los momentos que viví en Villazón. Cuento esto para que nadie más pase por lo mismo y que algún organismo intervenga; a La Quiaca también pasan muchos de Villazón», finalizó.

Una vez en la capital jujeña, la víctima de tremenda situación se dirigió hasta el Consulado de Bolivia, donde denunció ante las autoridades consulares el calvario que vivió.

Son varias las personas que a través de las redes sociales denuncian el accionar de las fuerzas bolivianas para con los ciudadanos argentinos, desde robo de dinero hasta malos tratos, todo esto a plena luz del día.-

FUENTE: EL TRIBUNO DE JUJUY

Comentários no Facebook