La Superliga Europea se terminó a 48 horas de su creación

0
4

La Superliga Europea anunciada el pasado domingo por sus 12 socios fundadores, los más empinados clubes del Viejo Continente, algunos más desde lo económico que por historiales futbolísticos, terminó su fugaz existencia este martes con la renuncia a la misma de la mitad de sus integrantes, los seis clubes ingleses, que resolvieron bajarse de esa iniciativa ante la presión de todo el arco deportivo e institucional del mundo entero.

En realidad y a la luz de los acontecimientos, esta Superliga Europea nunca existió y no quedarán registros en la historia que no signifiquen más que una especie de asonada de una docena de clubes poderosos que fue sofocada en un puñadito de horas por importantes voces disidentes que fueron desde personalidades del mundo del deporte, y obviamente del fútbol en particular, hasta de estamentos políticos y gubernamentales.

Pero fundamentalmente esa oposición, que lo tuvo este martes mismo al propio papa Francisco oponiéndose a esa movida, contó con una fuerte crítica de los hinchas, que no se sintieron representados por sus propios clubes, tal como lo demostraron los del Chelsea, uno de los seis ingleses que formaron parte de este ahora trunco proyecto.

Manchester City fue el primero en hacer oficial a través de un comunicado difundido en sus redes sociales su retiro del proyecto de la Superliga Europea y pocas horas después los otros cinco equipos de la Premier fundadores de la Superliga, el mencionado Chelsea, Arsenal, Liverpool, Tottenham Hotspur y Manchester United sellaron también su renuncia.

Y mientras Barcelona también estiraba los últimos cabildeos antes de sumarse a ellos, Milán, de Italia, también consumó su abandono, dejando solamente al cuarteto integrado por los españoles Real Madrid y Atlético de Madrid y a los otros dos italianos, Juventus e Inter, en pie «de guerra», aunque obviamente por poco tiempo.-

Comentários no Facebook