Interpol detuvo en Bolivia al «magnate» de la cocaína que tiraba paquetes en Salta

0
87

La «W» no solo aparecía en los panes de cocaína que caían del cielo en la zona de Anta y Metán, en Salta, sino también en los secuestros de droga en operativos en el conurbano bonaerense, en Rosario y en Córdoba. Y además, la «W» figuraba en la agenda del expresidente del Concejo Deliberante de Salvador Mazza, Alejandro Maurín, condenado a 14 años en setiembre de 2018.

Fiscales federales de Salta no tienen dudas que esa letra corresponde a Wilson Maldonado Balderrama, un empresario boliviano que está acusado de ser uno de los proveedores de cocaína más grandes de la región, y carga con un pedido de captura desde el 30 de marzo de 2016 y una solicitud de extradición que llegó a Bolivia el 16 de junio de ese año.

Después de cuatro años, Balderrama fue atrapado ayer por Interpol en Santa Cruz de la Sierra, cuando circulaba con una camioneta Toyota Tundra y fue enviado a la prisión de Palmasola, a la espera que se concrete la extradición a la Argentina.

Según informaron fuentes judiciales a LA NACION, el juez federal de Salta Julio Bavio recibió ayer la comunicación oficial de parte de la oficina de Interpol en Santa Cruz de la Sierra. Ahora, la Argentina deberá iniciar los trámites de extradición, a través de Cancillería, de este hombre acusado de ser uno de los proveedores de cocaína más grandes de Bolivia, con contactos estrechos en Argentina desde la década del 90.

La notificación de la detención de este «magnate» de la cocaína sorprendió a las autoridades argentinas, porque Bolivia no era partidario históricamente de autorizar las extradiciones de sus conciudadanos involucrados en narcotráfico.-

Comentários no Facebook