Intendente no se la perdona a nadie: «Cuando no se roba, los pueblos crecen»

0
52

Cortar con la corrupción fue su principal objetivo de campaña y hasta el momento, sigue embistiendo a la casta política.

«Es la realidad, no hay que afanar es sencillito», así resume su pensamiento el empresario de refrigeración devenido en intendente. Un mensaje que se popularizó en 2018 a través de un cartel con la leyenda si no se roba, los pueblos crecen colocado sobre la maquinaria pesada que adquirió gracias al aporte de los residentes de la pequeña ciudad cabecera del Departamento Belgrano (Santa Fe). El mismo aparecería cotidianamente cada vez que se realizaba una adquisición u obra de envergadura.

Carismático y frontal, las cualidades que definen a este ex aliado macrista que trató por años de insertarse en el mundillo político santafesino, tantas veces cerrado para quienes no pertenecen a la elite. Lograría su objetivo en 2015 impulsaría su metodología, se alejaría del PRO y terminaría por obtener la reelección cuatro años después sin el amparo de una plataforma nacional. Algo bien habrá hecho.

«El mito del político de raza es una forma de tener a la gente común, al emprendedor, al tipo con ganas, al que puede ser realmente un buen político fuera del juego. Quieren hacer ver la política como una cuestión inalcanzable, que es para unos pocos que a la larga lo único que han demostrado en la Argentina, más que iluminados son una manga de delincuentes».-

FUENTE: QUE PASA JUJUY

Comentários no Facebook