Escándalo en Tartagal: Son funcionarias públicas y vendían las donaciones que eran para los wichis

0
47

Una concejal del oficialismo y una funcionaria del Ministerio Público Fiscal fueron denunciadas y escrachadas ante los medios de comunicación de Tartagal, por la hermana mayor de ambas, quien las denunció de vender donaciones que llegaban a la ciudad norteña para las comunidades Wichis.

Según denunció se aprovecharon de su condición, conseguían las donaciones de los distintos gobiernos y de organizaciones nacionales e internacionales sin fines de lucro, supuestamente para ser distribuidas entre las comunidades wichís del norte de la provincia de Salta.

La mujer denunciante, fuera de sí, expresó que estaba cansada de las incalificables actitudes de sus dos hermanas menores y las acusó de vender las donaciones en los comercios y negocios de Villa Saavedra y de utilizarlas para las campañas políticas.

No conforme con esto, logró -después de forcejeos con su hermana la concejal Paola Díaz precandidata a diputada provincial y con la defensora oficial civil del distrito Judicial de Tartagal la Dra. Rosa Díaz- que la prensa ingrese a una especie de depósito y cámara frigorífica de una importante propiedad en Villa Saavedra donde se desató el escándalo. En ese lugar, efectivamente, se acopiaban prendas de vestir, comestibles, agua mineral, entre otros alimentos que debían ser destinados a las comunidades originarias más postergadas, pero que se encontraban en ese sitio, “desde marzo del año pasado” precisó Sandra Díaz, la hermana mayor y denunciante de ambas funcionarias.

El hecho fue registrado por el periodista del canal de Cable Video Tar Luis Mena pero dado el escándalo en el que debió intervenir personal policial para mantener un poco de orden entre las tres hermanas, dos de las cuales lloraban sin parar, diferentes medios de prensa registraron las imágenes e ingresaron a la importante vivienda donde se acopiaban las donaciones.-

FUENTE: EL TRIBUNO

 

Comentários no Facebook