Detenido con más de 84 kilos de cocaína

0
31

El conductor de una Suabru Tribeca fue interceptado por las fuerzas de seguridad nacional con 90 paquetes de droga.

Un nuevo despliegue ejecutó hace algunos días personal de la Gendarmería Nacional Argentina en el norte provincial. El objetivo fue sorprender al o los involucrados en el transporte de estupefacientes, según venían analizando e investigando los sabuesos norteños. Y lo que hasta hace algunos días era una sospecha pasó a confirmarse y los gendarmes lograron atrapar al conductor de un vehículo cargado de cocaína.

Fuentes judiciales e investigativas consultadas por El Tribuno señalaron que el conductor de un vehículo marca Suabru Tribeca, en el momento de ser sorprendido por los uniformados quedó incomunicado vinculado a la causa. Las fuentes señalaron que el operativo se desplegó durante la madrugada del domingo en Pichanal, pero también en algunos sectores de San Ramón de la Nueva Orán.

Este tipo de movimientos dejó de sorprender a los ciudadanos salteños en el norte provincial, no solo por la cantidad de procedimientos que las fuerzas del orden nacional, y en casos vinculados al microtráfico del orden provincial, llevan a cabo durante el año. Acciones que de manera sigilosa despliegan para sorprender a los causantes. Además del silencio sepulcral que desde las instituciones -Gendarmería Nacional o la misma Fiscalía Federal-, adoptan a la hora de ofrecer algún tipo de información a los medios de comunicación. Reserva que muchas veces está ligada al cuidado y el éxito de la investigación.

En este último operativo los sabuesos norteños venían siguiendo movimientos sospechosos y en las últimas semanas fueron agudizando las acciones como deambular y vigilar la zona en que se podría mover él o los sospechosos procurando observar y detectar los pasos de los investigados, además de solicitar autorización al Juzgado interviniente para la intervención de llamadas telefónicas entre otras acciones.

Con la certeza que los investigadores deben tener para llevar adelante el operativo, durante la madrugada del domingo decidieron seguir de cerca a uno de los blancos presumiblemente involucrados en la comercialización de droga. Tras recibir la orden, los gendarmes interceptaron un vehículo marca Suabru Tribeca, su conductor se vio sorprendido mientras los gendarmes estaban prestos a llevar a cabo la requisa.

En el interior del rodado encontraron 90 paquetes tipo «ladrillos» que tras realizar el control y verificación de la sustancia certificaron que se trataba de cocaína con un peso total de 84 kilos 160 gramos.

En contacto con la Fiscalía Federal en turno los gendarmes secuestraron la droga y procedieron a detener al conductor del vehículo, quien quedó sujeto a la causa a disposición de la Justicia Federal.-

FUENTE: EL TRIBUNO

Comentários no Facebook