Cumplía prisión domiciliaria, vendió la casa y desapareció

0
41

Dos años atrás la gendarmería abrió con aval federal un expediente de investigación contra lo que pensaban era una banda de traficantes. En un allanamiento hallaban setenta gramos de cocaína para distribución minorista en el modo delivery y la causa en Octubre del 2019 pasaba a la justicia provincial.

Dos hombres y una mujer te llevaban en auto la mercadería a tu casa. Servicio puerta a puerta. Les podías dar una propina y todo. Uno de los detenidos Santos Modesto Alanis de 60 años moría de una hemorragia cerebral en una celda de la Comisaría 20 a los dos meses.

A su mujer Rafita Angulo le daban arresto domiciliario y al tercer socio del emprendimiento el “Papaya” Juan Pablo Maraz (39) prisión preventiva. La semana pasada Papaya pactaba a regañadientes un abreviado de cuatro años de cárcel efectiva y mil pesos de multa por comercio de estupefacientes.

¿Y la mujer?. Angulo se las había tomado luego de vender la propiedad en la que cumplía su encierro domiciliario. La novedad surgía al ir a buscarla para el Juicio. Ah si es la señora que nos vendió la casa. Fue declarada rebelde y se ordenó la inmediata detención. Si es que la encuentran.

FUENTE: REVISTA FUERA DE LA LEY

Comentários no Facebook