Cambios en tiempo de pandemia

0
32

Desde fines de la semana pasada se fueron instalando los primeros rumores de posibles cambios en el gabinete municipal del Dr. Pablo González cuestión que con el correr de los días y las horas se hicieron realidad con las presentaciones de las respectivas renuncias de los funcionarios a cargo de distintas secretarías dentro del ejecutivo municipal.

Ceaglio (Hacienda), Mázere (Infraestructura), Astún (Comunicaciones), Acosta (Gobierno) y Guzmán (Legal y Técnica) pusieron su renuncia y dejaron en manos de González su futuro dentro de la Municipalidad de Orán.

No es habitual que en los 10 primeros meses de una gestión se produzca el cambio total de un gabinete aunque este pensamiento es válido para un “tiempo normal” no para este “momento de pandemia” que el mundo vive y que desde luego Orán no esta ajeno.

Recordemos que la “pandemia” se cobró su primera víctima política con la salida del entonces Secretario de Seguridad, Dr. Cristian Illesca, a pesar que desde el ejecutivo municipal nunca aceptaron los reales motivos de la salida del abogado siempre se supo que su manera de manejarse con la toma de decisiones que muchas veces iban en contrario con el deseo y el pensamiento del intendente mas la enorme exposición mediática y el reconocimiento a su trabajo que la comunidad le daba todos los días generó celos indisimulables puertas adentro del municipio y que a la larga hizo explotar por los aires a Illesca que se fue no solo firmando su renuncia sino también dinamitando la “gestión PG” con fuertes críticas al proceder del propio intendente y de sus secretarios mas cercanos tal cual fue el caso de “Cherelo” Acosta.

Otro cambio en el gabinete municipal que nunca tuvo motivos claros fue el reemplazo de la Abogada Nélida Melgar quien estaba a cargo de Desarrollo Social y terminó detrás de un escritorio de la Secretaría Legal y Técnica a cargo de Mariano Guzmán.

Lo habitual de estas historias es la danza nombres que empiezan a circular como reemplazantes de aquellos que PG decida que no continuarán dentro del ejecutivo municipal.

Creo que es importante señalar que Pablo González no puede en este momento solo cambiar figuritas porque allí si ingresaría en un camino sin retorno y tampoco poner en lugares claves personas sin experiencia en el mundo de la política simplemente porque los tiempos no le dan para experimentar ya que nadie puede hoy llegar a la función pública para aprender.

En el área de Gobierno si es que le acepta la renuncia a “Cherelo” Acosta se mencionó el posible arribo del ex diputado provincial y candidato a intendente municipal, Gustavo Ruíz, quien manifestó en su momento “estar dispuesto para acompañar y trabajar por Orán en el momento que sea necesario”. Tampoco que hay que descartar que Ruíz sugiera alguien de su entorno político y hasta se rumorea que el sillón de Acosta puede quedar en manos de alguien que llegó del riñón de Ruíz a esta gestión.

En Comunicaciones todos los caminos señalan a parte del equipo que estuvo trabajando en la gestión municipal anterior sin tener la certeza de un nombre aunque aquí las opciones no son muchas ya que buscan el perfil de alguien que mantenga una línea directa de diálogo con toda la prensa local y provincial. De producirse el arribo por el lado señalado habría un fuerte cambio en la conformación del equipo que actualmente trabaja en la comunicación del municipio.

En Infraestructura el nombre que se instaló es el de María Elena Briones quien ya supo trabajar al frente de esa área en la gestión Lara Gros. Una mujer de carácter fuerte y muchas horas de trabajo por día son condiciones que la ponen en la preferencia para hacerse cargo de una secretaría donde la voz de mando es importante ya que ese sector es considerado el termómetro municipal.

Párrafo aparte para el nombre de Sebastián Gottero quien supo ser el funcionario con mejor imagen de la gestión municipal anterior y que ahora volvió a la consideración del mundo de la política justamente por lo hecho cuando paso por la casa de Belgrano esquina Yrigoyen.

Gottero fue siempre un hombre alejado de las polémicas pero de fuertes decisiones a la hora de tomar intervención en temas puertas adentro y puertas afuera del municipio. Y como están dadas la condiciones en las cuales debe moverse el Intendente González la experiencia de estos hombres que tienen varios temporales en sus espaldas empieza a ser clave para acomodar el rumbo de una gestión que navega solo con el Capitán ya que muchos parecen haberse bajado del barco hace rato.

Ahora de todo lo dicho y todo lo escrito en estos últimos días sobre la turbulencia que vive el gabinete municipal la única verdad y el camino hacía la salida la tiene PG porque si realmente su visión de gobierno es la que demostró hasta este momento no tendría ningún sentido cambiar a nadie porque estarían cantando la misma zamba y solo habría cambiado los cantores.-

Comentários no Facebook